impresion digital

Impresoras en el campo de la impresión digital profesional

La impresión digital es un campo muy importante que abarca muchos sectores, sobre todo el de los trabajos relacionados con la publicidad y el packaging. Muchas empresas de impresión se han especializado en las técnicas de impresión digital más avanzadas, ofreciendo así un servicio altamente especializado a sus clientes.

Fujifilm destaca especialmente en el terreno de las impresoras para uso profesional. Su impresora Acuity está entre las mejores de su campo ofreciendo una gran selección de modelos que pueden solucionar cualquier necesidad del cliente.

La impresión digital avanza a pasos de gigante

Estas impresoras permiten impresiones de gran formato para todo tipo de carteles publicitarios, consiguiendo una gran calidad de imagen, algo que hasta hace poco era prácticamente impensable. De hecho, para lograr un cartel de gran tamaño con unos niveles de calidad aceptables había que realizarlo en muchas pequeñas partes, mientras que ahora puede imprimirse en pocas tiras.

Aunque el diseño digital y la impresión por este método existe desde los años ochenta, las máquinas de hoy tienen muy poco que ver con sus precursoras y parece mentira como en poco menos de cuatro décadas se ha avanzado tanto en este terreno.

Y no tiene pinta de que se vaya a estancar, sino que por el contrario se podría apostar porque los avances van a ser cada vez más rápidos y se van a conseguir máquinas que cada vez harán mejores trabajos y en un menor espacio de tiempo.

El papel del distribuidor

A la hora de adquirir una impresora para uso profesional hay que asegurarse de buscar un buen distribuidor que no solo ofrezca el mejor precio en la impresora, sino que también proporcione todos los repuestos y consumibles que la máquina va a necesitar par su uso habitual. Y debe de proporcionarlos con la mayor eficacia, en muy poco tiempo y a los mejores precios.

Pero al distribuidor hoy en día también se le exige más, como a sus máquinas y se le pide que sea también un buen asesor, capaz de entender qué necesita su cliente y ofrecerle los productos más adecuados para que pueda realizar su trabajo de la manera más efectiva y también más competitiva.

Para esto, el distribuidor debe de conocer muy bien todos los productos que venden y también las evoluciones y necesidades de este mercado, sometido a cambios muy rápidos que obligan a reciclarse cada poco tiempo para estar siempre a la última.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *